NO PUEDO PERDONAR

11429939_975798472444530_1137277227134303666_n

NO PUEDO PERDONAR
Hay heridas, ataques, ofensas y situaciones tan dolorosas que se hace casi imposible perdonarlas o tan siquiera considerar la posibilidad de perdonarnos por haber estado ahí. Hay perdones que surgen fáciles, hay otros en proceso y hay algunos que jamás llegan; en estos últimos casos la persona prefiere morir con la ofensa clavada en el pecho como una espada, que soltar o dejar ir aquello que ocurrió y que es lo único que le da un sentido falso de identidad.
Esta identidad engañosa es algo así como un poder escondido, disimulado y sobre todo inconsciente. La persona que se siente víctima de alguien recibe constantemente el beneficio de ser la parte “buena”, la parte “merecedora” de atención, la parte sufrida y a quien el mundo le debe algo. Esta persona sacrifica su felicidad y los mejores momentos de la vida intentando cobrar venganza con cada pensamiento, sin darse cuenta de que va generando su propia destrucción.
Aprendí sobre la palabra inconciencia, leyendo los libros de Eckhart Tölle; y lo que he interpretado es que la pérdida de la conciencia, la pérdida del yo presente, que te sumerge en un espacio donde le das entrada al ego, que te pide que reclames justicia por lo que pasó y que no escuches las voces conciliadoras que te piden tiempo para ti. La inconsciencia es parte de todos los seres humanos por la programación con la que nacimos, a cada instante es preciso conectar con el ser interior o con lo que estamos sintiendo para poder despertar, para ser conscientes otra vez.
Cuando un ser humano le hace daño a otro es porque entró en un estado transitorio de inconsciencia, en el cual escuchó, atendió, siguió y se perdió junto con la voz de sus memorias. Prácticamente prestó su cuerpo para que una vieja voz se adueñara de sí y que le guiara a cometer actos en contra de alguien conocido o desconocido. Y esa voz es la misma que en diferentes formas o tonos nos habla a todas las personas. Sólo que la voz viene con un programa diferente para cada quien.
Cuando un ser humano permanece sentido o lastimado con otro es porque también se encuentra inconsciente, fuera del cuerpo, ausente del momento actual
Perdón, curación y milagros
que es donde se puede vivir a plenitud. La voz de las memorias también se ha adueñado de su cuerpo y de su Ser para mantenerlo atado al ayer.
La voz poco a poco consume a quien hizo daño y a quien lo recibió. Lenta o rápidamente va acabando con el cuerpo, con la energía vital y con toda posibilidad de despertar a una nueva forma de vida.
El hecho de no poder perdonar es un pensamiento. Te resistes a perdonar porque crees que sólo se trata de la otra persona y no de ti, pero perdonar te libera a ti en primer lugar. Para que sea más sencillo puedes hacer lo siguiente:
1. Pon una muralla entre tus pensamientos y tú. Pronuncia esta frase: me perdono completa y profundamente por haber traído a esa persona a mi realidad, me perdono por haber estado ahí, me perdono por lo que sufro y por lo que sufrí.
2. Amate durante el proceso. A cada instante de tu día pronuncia la siguiente secuencia: LO SIENTO, PERDONAME, GRACIAS, TE AMO. No la sueltes por nada del mundo, incluso cuando ya te sientas ligera, cuando ya no tengas nada que perdonar, continúa con ella porque los recuerdos siempre estarán llegando para que los limpies.
La vida te va a enseñar de diferentes formas, que los estados de no perdón se originan en la revolución de un grupo de neuronas en tu cabeza. Comprender que el perdonar no tiene nada que ver con otras personas sino contigo, demanda tiempo así como el desprendimiento de esa urgente necesidad de continuar siendo víctima de alguien sólo porque eso es más soportable que responsabilizarte de tu propio dolor. Es por eso que estás aquí leyendo esto, tal vez este sea el primer paso hacia una vida más ligera en donde no culpes a nadie más de tu tristeza, para que puedas ser liberada.
Perdonar es cuestión de trabajar permanentemente contigo.
Yo utilizo frecuentemente esta frase: Me perdono en nombre de todos los seres humanos y lo hago porque en esa forma limpio en mí todo lo que me enseñaron que estaba mal, limpio en mí lo que siento que es incorrecto, limpio mis propias telarañas mentales y de paso le doy la oportunidad a otros seres de despertar.
Ahora me perdono en tu nombre, me perdono completamente por haberte convocado a mi vida con todas las dificultades, penalidades y angustias que has vivido. Me perdono completamente y me amo por todo esto. Gracias.
Si tu resistencia a perdonar es más poderosa que todas las razones del mundo, tampoco te resistas a eso, regálate tiempo, tal vez no es el momento perfecto pero no dejes de limpiar.
ME PERDONO COMPLETAMENTE
Cuando se habla de perdonar, siempre se trata de ti misma; consiste en dejar ir todo aquello que tú involucras, que recuerdas, que sientes y que piensas. Cuando se trata de perdonar, hablamos de ti. No tanto de la actitud de las demás personas hacia ti. Lo que esas personas te hicieron es parte de su vida y tú no puedes saber hasta qué punto han pagado por esto o no. No tienes idea, porque a tu mente le es mostrado tan poco, que no logras entender o comprender la razón de ser de lo sucedido.
El asunto es que esa persona te hizo daño y se marchó o siguió viviendo como si nada, pero te dejó una huella profunda, algo como un tatuaje en el alma, del cual sí eres responsable. Lo que sucedió fue doloroso, lo comprendo, pero lo que vino después en tu vida es tu asunto porque te ha estado afectando, porque tal vez ha estado enfermándote o te ha consumido y no puedes continuar castigando a esa persona a través de tu propio sufrimiento.
Como estamos hablando de que el perdón ha de ser dirigido al mundo que tú fabricaste, entonces siempre estamos haciendo referencia al auto perdón, que significa perdonarte a ti misma por no tener más opción que haber estado en ese pasado que lastima. Perdonar significa entre muchas otras cosas, merecer y tú mereces perdonarte, mereces encontrarle sentido a tu existencia.
No es fácil aprender a merecer, pero esta idea de que no es fácil y el hecho mismo, pueden ser corregidos por medio de una expresión de perdón que puede sentirse de muchas formas como por ejemplo:
Perdóname: Con la cual le pido a mi Divinidad que me ayude a perdonarme por haber creado mi realidad dolorosa.
Perdóname: Con la cual le hablo a mi niña interior y le pido que perdone el sufrimiento que le he impuesto a través de mis pensamientos.
Perdóname: Al ser adulto que cree que fue lastimado, a mi ego, a ese Yo que no soy Yo, a quien siempre ha sido víctima.
Perdóname: A quien hayas creído lastimar.
Algunas veces podrás identificarte con una de ellas y en otras con la que más llame tu atención, tu guía siempre hará que le escuches.
Perdonarte completamente significa que no queda dentro de ti ni el más mínimo espacio para la culpa porque todo se encuentra lleno de perdón. Significa que en un mismo espacio virtual y con diferente vestuario se encuentran reunidos la víctima, el victimario y la memoria o hecho doloroso y en determinados lapsos se funden unos y otros personajes haciendo que pierdas la identidad de víctima con la que hasta ahora habías vivido.
Te perdonas completamente porque a través de ti están llegando datos que deben ser borrados.
Perdón, curación y milagros
Te perdonas completamente porque no tienes idea de dónde llegaron, ni porqué están en ti.
Te perdonas completamente porque ahora sabes que al culpar a alguien, esta misma culpa recae sobre ti, porque siempre estamos hablando de tú mundo, de tu Ser, de ti.
Te perdonas completamente sin que quede un solo espacio de culpa en tu Ser.
Te perdonas completamente aunque nada esté funcionando.
Te perdonas completa y profundamente. Estas palabras llegan hasta el recuerdo más lejano y lo convierten en luz.
La palabra PERDONAME, está amparada bajo las leyes del tiempo. Cuando la pronuncias estás reconociendo que el pasado invadió tu mente y que te encuentras inmersa en lo que tu mente te dice, en lo que ella quiere que pienses y que a su vez estás dejando marchar.
Cuando te perdonas completamente o lo haces con cualquier situación, sucede algo milagroso: te quitas una carga de encima, no se la quitas a quien te hizo daño en la forma que crees, la carga la sueltas tú. Por eso todo en tu vida comienza a fluir otra vez.
Perdonar no es fácil, a veces duelen las entrañas con la sola idea de pretender perdonar a otra persona. A veces no entiendes por qué el perdón te libera a ti y de paso libera a tu humanidad oprimida, pero lo hermoso del amor es que no necesitas entenderlo para que funcione.
Ahora, por favor, sólo di:
ME PERDONO COMPLETAMENTE Y
ME AMO PROFUNDAMENTE
Ambas oraciones son poderosas, no subestimes su poder.
PEDIR PERDON
Pedir perdón es un acto maravilloso de amor, que prácticamente consiste en que vas con una parte de ti (representada por otra persona) y le dices: Por favor perdóname por lo que pasó en tal ocasión y en cuanto esa persona acepte tu perdón, te sentirás mucho mejor porque dejarás de experimentar culpabilidad. También puede suceder que si esa persona te dice que no acepta tu perdón, entonces experimentes el peso de la culpa y esperes el correspondiente castigo.
Aunque pedir perdón a alguien es un acto de amor, el perdón siempre te lo has de conceder a ti misma en primer lugar, porque a ti también te lastimó aquello que dijiste o aquello que hiciste. Aunque no parezca, cada vez que
pronuncias una palabra en contra de alguien, lo haces también en tu contra, porque las palabras buscan la Unidad como destino y esa Unidad siempre eres tú.
He dicho que pedir perdón es un acto de amor, por lo que hay una frase o palabra exacta que en ocasiones le representa y que es:
TE AMO
Con un solo te amo que pronuncies, quedará limpiada inmediatamente cualquier situación por muy terrible que parezca. Es probable que tus sentidos te digan que no es así y que todavía tienes mucho trabajo por delante en tu misión de limpiar, pero esta es otra idea que también debes amar para que en el menor tiempo posible te permita experimentar la limpieza de aquello con lo que más te castigabas.
Cuando dices te amo, aceptas, expandes, apruebas, liberas, abrazas, perdonas, agradeces, sientes, amas.
Decir te amo a las personas que te rodean conocidas o no, es una experiencia muy bella, que facilita tu relación contigo y esto permite que mejoren tus relaciones personales. Decir te amo para ti, es algo maravilloso porque es el símbolo de que estás trascendiendo tu historia personal. Decir te amo a la Inteligencia Divina o Divinidad, es simplemente perfecto porque reconoces la Unidad en ti.
La frase te amo es en sí un acto de auto perdón, y en este sentido es muy práctico que te dejes guiar por la voz de tu corazón, en las diversas situaciones de la vida. Habrá ocasiones en las que sientas la necesidad de decir te amo, y habrá otros momentos en los cuales desees recurrir a la palabra perdóname. Cualquiera es perfecta porque es una señal de tu guía interno.
Pedir perdón es un acto humilde, altruista, pero ten en cuenta siempre que vas a dialogar con una extensión tuya, contigo misma y que si eres rechazada, es porque una parte de ti no quiere perdonar, por esto el perdón es auto perdón.
AUTO PERDON
Limpiar consiste en perdonar, agradecer o amar. Comienzas a sanar cuando introduces al mundo en ti, cuando te das cuenta de que tienes el poder de encender una luz que ilumine su oscuridad, cuando dices te amo de forma permanente, evitando así el paso de pensamientos dolorosos a tu mente. La palabra permanente significa a cada instante, todo el tiempo porque de todos los millones de bytes de información que te rodean, no tienes idea de cuál puede tocar tu puerta para hacerte recordar, tampoco sabes qué tanta basura pueda pasar, así que lo mejor es ir limpiando, podando, barriendo, sanando lo viejo, lo que ya no necesitas.
Perdón, curación y milagros
Te amo, te amo, te amo.
Te amo: humanidad, memoria, recuerdo, pariente, familiar, ancestro, enfermedad, dolor en el alma, pérdida, encuentro, vida, muerte.
Lleva esta frase siempre contigo, no le dejes espacio a tus recuerdos, porque si los dejas pasar inconscientemente siempre te sentirás lastimada. Es muy importante que sepas para qué estás aquí y por qué estás leyendo estas líneas. Tu misión es limpiar tu humanidad en ti.
Sueles creer que naciste para cumplir con determinados objetivos, dinero, relaciones, poder externo. Sin embargo estás aquí para limpiar las memorias que rodean todo eso, estás aquí para limpiar el mundo que hay en tu mente.
¿Qué por qué no se encarga otra persona de la limpieza? Bueno, porque esa otra persona no está leyendo este libro de manera directa y porque ninguna vida es igual a otra, tu experiencia es única. Tu humanidad te está hablando aquí a través de estas palabras y por eso tienes la opción de escucharlas y tomarlas o de dejarlas partir.
Aquello de perdonar a alguien más es un invento del ego. Poco a poco irás dejando de usarlo para comprender que el perdón siempre es hacia ti, es auto perdón.
Con pronunciar un te amo, los recuerdos se limpian tan milagrosamente que un buen día después de tu desayuno puedes notar que ya no sientes deseos de venganza, no sientes la necesidad de modificar nada, no lloras y que contrario a eso hay una paz infinita en tu corazón. La limpieza siempre se hace a niveles que desconoces y el amor puede ir sanando recuerdos de los cuales no eres consciente, así como a grandes cantidades de personas involucradas en tu mundo.
De repente te encuentras con un amigo que se ha ganado la lotería cuando la última vez que lo viste casi que vivía de la caridad de sus otros amigos. O puedes escuchar en la televisión que tu gobierno lanzó un decreto que permitirá que se proteja mucho más el medio ambiente y los animales. O de pronto se haga un estudio en el cual se informe que los niveles de violencia en determinada ciudad (lejana o no) han bajado. Tal vez alguien te comente que se encontraron nuevas formas para sanar el cáncer o el sida y que estas formas hacen feliz a los pacientes.
Cuando escuches algo fabuloso en el televisor, por supuesto que se trata de tu trabajo, significa que lo estás haciendo muy bien, así que date unas palmaditas en la espalda y continúa tratándote con amor porque eso es para ti y para todo tu mundo. Si lo que escuchas te suena desagradable límpialo en ti porque así conseguirás sanarlo. La clave siempre es LIMPIAR EN TI, no en los demás. LIMPIAR EN TI SIEMPRE.
La limpieza siempre se da para tus cuatro cuerpos: espiritual, emocional, mental y por último el físico.
PERDONAR TU RELACION CON EL DINERO
A lo largo del tiempo los seres humanos hemos tratado al dinero de forma descuidada; lo hemos despilfarrado, malgastado, culpado, hemos renegado de él. Las personas se quejan de la gente rica, se quejan de no poseer dinero, lamentan no tener una gran cantidad de billetes, y sin querer impregnan de estas emociones la energía impecable que en realidad es. Se lucha, pelea, discute y hasta se mata por dinero. Y lo hacemos porque no sabemos que es una energía sagrada que hay que amar, bendecir, cuidar y proteger. El dinero va mucho más allá de ser una colección de billetes o monedas de diferente denominación; es más que nada una grata experiencia terrenal, es una palabra, un sentimiento, una idea que se tiene o no se tiene.
Si el dinero es o ha sido una experiencia difícil en tu vida, e incluso si a tu alrededor percibes carencias, es porque todas estas memorias las tienes contigo, están grabadas en ti y emiten señales que te hacen pensar que el dinero como objeto es tu principal fuente de poder, porque crees que el dinero es una colección de billetes, y no lo que en realidad es: una sensación, tal como lo es el frío o el calor.
¿Tienes la sensación de que se encuentra contigo?
Si la respuesta es que no, entonces puedes comenzar poniéndote en paz con él y hablándole en nombre de la humanidad que es tuya, tal como si estuviera cabizbajo en frente de ti. Puedes decirle: Perdóname porque no he sabido valorarte, he olvidado cómo tratarte, no he cuidado de ti como lo mereces, he estado distante, dispersa intentando buscarte en donde no estás. Ahora me encuentro contigo, te abrazo, te cuido y te encuentro en mí. Lo siento, perdóname, gracias, te amo.
En tu imaginación, ve a un hermoso lugar con enormes cascadas de agua pura y báñate ahí con la energía del dinero, que puede tomar la forma física que tú consideres. Relaciónate con el sentimiento de unidad y permanece así el mayor tiempo posible. Abraza al dinero, ámalo desinteresadamente como nunca nadie lo ha hecho, hasta que tú y él sean uno solo, hasta que no necesites buscarlo más porque es uno contigo.
Tan pronto como sientas que no hay dinero ni hay tú misma o que el dinero eres tú y que no necesitas buscarlo, entonces habrás dejado atrás la escasez.
Vivi Cervera

3 Comments

  1. Bellie Flores Reyna 6 Junio, 2015 at 9:19 pm -  Responder

    Estimada Vivi… Desde hace cierto tiempo…escucho y leo sobre el Hoponopono. Escucho audios…y me parece subliminal. Para mi ha sido un transitar no tan fácil, pues al iniciar siempre se tiene la sensación de ir contra la corriente y ese entorno al detectar y desconocer (a pesar de haber intentado compartir para transitar el camino juntos) realmente el despertar de conciencia que la técnica tiene como objetivo para responsabilizarnos cada quien de lo que le corresponde, esperan que esta práctica sirva para sanar a todos (como en espera de que mi práctica resuelva todo y a todos)…pero cada vez que me conecto con esta técnica…siento inicialmente mucha tristeza porque he cargado muchas culpas, pues siempre creí que era mi responsabilidad hacer feliz al resto…y por supuesto…hoy sé que no lo logré porque simplemente sólo se puede ser feliz a través de uno mismo…lo que por supuesto me llevó a sentimientos de mucha culpa y frustración… Quiero agradecerte desde mi alma esto que escribiste y compartiste con tant@s…porque alivia y nos ilumina en este camino llamado VIDA…. Aún me encuentro en mi proceso de sanación…pero estoy comprometida desde mi Divinidad a VIVIR desde el AMOR hacia mi AMOR…
    Gracias…Gracias…Gracias…

  2. dino manuel 2 Agosto, 2015 at 6:59 pm -  Responder

    Gracias, gracias, gracias…

  3. Miss Sandy 27 Mayo, 2016 at 11:53 pm -  Responder

    gracias, gracias, gracias

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Post

  • COMO LIMPIAR MEMORIAS

    COMO LIMPIAR MEMORIAS Procesos de limpieza “No sé nada. Yo creo que sé, lo cual es muy distinto.” a mejor forma de borrar o limpiar cualquier idea o dato de la mente es a través del perdón. Y es mucho más fácil perdonar los episodios dolorosos de la vida cuando se tiene conciencia de lo…

  • COMO CREAR CONCIENTEMENTES MI REALIDAD

    COMO CREAR CONCIENTEMENTES MI REALIDAD Tres son las herramientas de la creación: – PENSAMIENTO, el pensamiento es el propio Dios  – -PALABRA, la palabra es Pensamiento expresado. – OBRA, la obra o acción es pensamiento en movimiento. Cada una de estas herramientas es creadora: Cada una de estas herramientas por separado crea de una manera…

  • CARTA DE LIBERACIÓN DEL CLAN FAMILIAR

    CARTA DE LIBERACIÓN DEL CLAN FAMILIAR Esta carta la redactarás puño y letra. Con esta carta liberas y te liberas, de todo aquello que puedas estar heredando de tu familia y personas que te rodean y que no te corresponde: enfermedades, culpas, rencores, frialdad, indiferencia, violaciones, mala suerte en el amor, falta de cariño, dureza,…

Comentarios