Home > Ho´oponopono > EL ARTE DE DEJAR IR

EL ARTE DE DEJAR IR

EL ARTE DE DEJAR IR

Pocas cosas nos resultan tan complicadas como dejar algo que pensamos nuestro. Ya sea una relación de pareja, un amigo, un trabajo o hasta un estatus o nivel de vida. Parece que a los seres humanos, soltar, es un verbo que se nos dificulta muchísimo.
¿Qué nos cuesta dejar ir?
– Personas
– Relaciones
– Estatus
– Creencias
– Expectativas
– Sentimientos
– Resentimientos
– Conceptos

¿Por qué es un arte dejar ir?
La palabra arte viene del latín ars, artis y se refiere a una obra o trabajo que expresa mucha creatividad. La palabra latina artis, viene de una raíz indoeuropea ar- (ajustar, hacer, colocar).

¿Por qué nos cuesta dejar ir?
– Las creencias y los estilos de apego hacia los objetos amados.
– En la raíz hay un gran miedo y/o una gran necesidad no satisfecha.

Creencias
– Creencias de pasado (lo que me digo de lo que pasó), presente (mis actitudes actuales) y de futuro (mis expectativas)

Fantasía de control:
– El sufrimiento, el cambio y la pérdida pueden y deben ser evitados
– La seguridad y satisfacción proviene de objetos, relaciones o situaciones externas.
– La felicidad es un estado y no un proceso
– Lo que nos gusta debe ser permanente, lo que nos hace sufrir pasajero
– Lo “permanente y seguro” es totalmente inestable porque puede terminarse violentamente.
– Lo flexible y plástico se amolda al momento presente.
– El dolor inmediato es malo, el placer inmediato es bueno.

El apego
– Es una conducta o actitud orientada a mantener cercanía con una figura considerada capaz de satisfacer mis necesidades; especialmente de seguridad, pertenencia, aceptación y confianza
– Cuando desarrollamos estos cuattro elementos somos capaces de comprometernos con otras actividades
– El mecanismo del apego se activa más intensamente en momentos de peligro, estrés y novedad (momentos de cambio o pérdida potencial).

Estilos de apego
– Las experiencias de apego en la infancia influyen en la vida afectiva del adulto.
– Los estilos de apego están determinados por creencias sobre:
Si mismo: merecedor de amor y de atención vs (-) no merecedor.
Los demás: los otros son vistos como disponibles y protectores vs. (-) los otros son poco confiables o rechazantes.

Estilos:
Seguro: Se apega y puede desprenderse llegado el momento
Ansioso: Desean poseer, pero temen siempre perder (celosos)
Evitativo: No hace apegos para no sufrir, desconfiado (depresivo)
Temeroso: Dependiente, temeroso, catastrofista y autosaboteador

Dejar ir sanamente
– Deja de resistir lo inevitable, pero pregúntate qué harás a partir de ahora.
– Las cosas nunca volverán a ser iguales
– Uno no puede abandonarse pasivamente a la desgracia
– Admite que todo en la vida son ciclos y que cada fin de uno marca el inicio de otro
– Hablemos de transiciones y no de pérdidas…
– Cada despedida implica una bienvenida; aunque tú no estés “del otro lado”.
– La transición conduce a la transformación
– Reconoce que dejar ir generalmente no es agradable.
– Que te duele, enoja, pone triste, decepciona, etc.
– No te obligues a elegir entre soltar y conservar.
– Puedes soltar la parte física y conservar la esencia, la gratitud, el recuerdo de lo que ya no está.
– Dejar ir es un proceso, nunca producto de un momento de iluminación.
– Aunque la pérdida puede ser drástica, la adaptación es un proceso.
– Aprende a manejar pérdidas más cotidianas
– Si no eres capaz de hacerlo con estas, es importante que busques ayuda.

Lo que no muere periodicamente, envejece peligrosamente.
– Cuestiona y reemplaza actitudes y pensamientos
– ¿Cuál es tu miedo o cuál es tu necesidad?
– En lugar de decir lo que crees: “Esto no es justo”
– Di lo que sientes: “Ah, la tristeza y el resentimiento de nuevo están conmigo”

Elabora un ritual de despedida que te haga sentido
– Una parte de la mente es simbólica y no comprende facilmente razones.
– Un ritual es una carta de gratitud y despedida, una ceremonia de cierre, un ofrecimiento,
– El ritual debe incluir Una despedida: de una vida común como la conocían, expresando tu pesar Un reconocimiento: de lo bueno que ha quedado en tu vida gracias a eso Una bienvenida: a un nuevo status o estilo de relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *